¿Qué significa durabilidad?

La durabilidad define el estado, dentro de un periodo de tiempo determinado, en el que el producto cumple las características aceptables para los fines previstos.

Podemos optimizar la durabilidad de la tinta, para ello, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

— Cerrar el envase herméticamente una vez acabada su utilización.

— Guardar los envases en un almacén lo más fresco posible.

— Nunca volver a echar los restos de la mezcla utilizada al envase original con el resto de la tinta, sino colocarla en un recipiente aparte.

El envejecimiento de las tintas

El envejecimiento de las tintas es un proceso continuo ya que las características de una tinta realmente no varían justo al día siguiente de la fecha de expiración, pero aún así, se tiene que reflejar un periodo de tiempo en el cual se asegure el comportamiento correcto de la tinta. Estas condiciones se darán en nuestro envase original sin abrir.

Almacenamiento de las tintas

Por un lado, durante el almacenamiento, los componentes de la tinta pueden separarse de manera no homogénea. Puede ocurrir que los pigmentos se asienten o los agentes auxiliares suban a la superficie.

Estos fenómenos son reversibles y se pueden resolver agitando el fondo antes de utilizar la tinta, permitiendo que vuelva a su esta inicial predefinido.

Por otro lado, las tintas de serigrafía se entregan con la llamada dilución de corte, eso significa que vienen ajustadas a una dilución media óptima.

Este fenómeno de ajuste de la viscosidad se conoce como tixotropía.

Con el fin de lograr resultados reproducibles de impresión, la tinta se debe preparar con unas condiciones determinadas a cada trabajo.

Un engrosamiento de la tinta debido a la evaporación de disolventes puede ser compensada mediante la adición de diluyentes adecuados para conseguir el fin deseado.

Las tintas UV por lo general no contienen componentes volátiles, por lo que un diluyente UV sólo se utiliza para ajustar la viscosidad óptima. Sin embargo, es un sistema reactivo el que puede polimerizar prematuramente en condiciones desfavorables. En barnices claros es a menudo suficiente la luz del día normal, con su proporción de radiación UV para causar una “piel” que se forman en la superficie de la tinta. Aunque en las tintas UV la evaporación de los diluyentes no juega ningún papel relevante, sí que es importante cerrar el envase inmediatamente después de haber preparado la mezcla.

¿Se pueden utilizar las tintas cuya caducidad ya han rebasado su fecha?

De forma general le damos a las tintas de base solvente una vida útil de 5 años, y a las tintas UV 1 año.

Por supuesto, hay excepciones. Sin embargo, NUNCA se recomienda el uso de tintas caducadas. Si fuese así, el impresor no podrá realizar ninguna reclamación a los fabricantes de las tintas en el caso de que los resultados no sean los óptimos.

Hay que tener en cuenta que los botes de tintas antiguas pueden contener todavía ingredientes que no sean deseables ante los nuevos reglamentos o que incluso puedan estar prohibidos.

Por ello, al usar tintas que no estén caducadas te asegurarás de que siempre se está cumpliendo con la reglamentación del momento.

Modificación de las tintas mediante la adición de aditivos

En las fichas técnicas encontrarás una gran cantidad de consejos en base a la experiencia de combinar durante muchos años los diferentes aditivos.

Sin embargo, es imposible considerar todas las diferentes eventualidades que puedan existir, por lo que las experiencias propias del impresor son valiosísimas. Ante la duda, prepara siempre la cantidad justa para el momento y realiza ensayos previos.

Comparte este post

Comentario (0)

No hay comentarios en este momento