¿Qué es la tampografía?

Prueba de impresión tampográfica de la mascota Cobi, realizada en las instalaciones de Pefersa en 1991.

 

Podríamos decir, en resumen, que la tampografía es un sistema de marcado indirecto mediante la transferencia de tinta usando un tampón de silicona o caucho. Y que es ideal para imprimir en piezas pequeñas, incluso con formas curvas o rugosas, y con excelente definición.

¿Qué es lo que hace a la tampografía interesante?

La principal razón por la cual ha captado la atención tanto de ingenieros como de diseñadores, es que ofrece la capacidad de transferir una imagen sobre superficies cóncavas, cilíndricas e irregulares, además de superficies planas, gracias a las propiedades de los tampones de silicona. La tampografía ha ido sustituyendo parcialmente a otras técnicas de impresión como la serigrafía o el hot stamping, pues logra una mejor calidad en detalles pequeños, cumpliendo con las grandes exigencias de calidad del sector industrial, a menor coste.

Un poco de historia

La palabra Tampografía  proviene del francés tampon; almohadilla humedecida en tinta que se utiliza para teñir estampillas, sellos, etc., y del griego grafía; que significa escribir. Se habla que en la industria de la alfarería inglesa, allá por el año 1900, ya se empleaba este sistema para decorar piezas, con vejigas de cerdo que se inflaban a modo de tampones.

Entre los años 60 y principios de los 70 la tampografía se introdujo en la industria relojera suiza para decorar las esferas, ya que este trabajo se hacía manualmente según técnicas de escritura chinas ancestrales. Después se les ocurrió automatizar este proceso a través una máquina que, mediante una palanca accionada de forma manual, inundaba el cliché, el operario lo barría con la cuchilla, apretaba el tampón y, finalmente, trasladaba la imagen sobre la esfera del reloj. Y es en 1971 cuando se presenta la primera máquina electromecánica tampográfica, cuya prioridad principal era el cuidado y precisión para no maltratar los relojes, además del ahorro en costos de fabricación y tiempos de decoración.

A finales de los 70, Pefersa abrió sus puertas con maquinaria, consumibles y accesorios para la tampografía, lo que nos ofrece una visión y una experiencia directa desde casi sus inicios.

El progreso que ha tenido la tampografía en las últimas décadas ha sido impresionante, pues cada vez son más los sectores industriales que recurren a este interesante sistema de impresión: la industria automotriz (impresión de botones, interruptores, tableros, etc.), la juguetera (impresión de rostros muñeca, carritos, etc.), la industria médica (impresión de instrumentos quirúrgicos, etc.), la publicitaria (impresión de plumas, encendedores, tazas, etc.) o la del calzado (plantillas, taloneras, adornos, etc.)

¿Cómo funciona?

Podríamos hablar de cuatro factores principales con los cuales funciona este sistema de impresión, teniendo en cuenta el proceso previo para la preparación de la placa o cliché tampográfico:

 

1. Placa o cliché: En primer lugar se debe grabar el dibujo o texto que se quiere estampar sobre el objeto en un cliché, el cual funcionaría como un negativo. El cliché suele ser una placa de acero o de polímero en que se aplica una capa de emulsión fotosensible, en que las zonas correspondientes al dibujo o al texto quedan expuestas a la luz UV de una insoladora de tampografía. La destrucción de la emulsión crea unos surcos o incisiones (correspondientes al dibujo o texto) que se van a llenar con tinta de tampografía. Según el número de impresiones requeridas y efectos de calidad, hay varios tipos de placas, como por aceros delgados de diferentes grosores (0,25 mm, 0,3 mm, 0,5 mm), aceros templados o polímeros.

 

2. Tampón o almohadilla: Es el medio que conducirá la imagen grabada en la placa hacia la superficie o producto deseado. El material del cual está compuesto es el silicona o caucho, y los hay de diferentes formas y durezas según los requerimientos del producto a imprimirse. Tienen las puntas redondas para evitar burbujas al contacto con la tinta y el cliché.

3. Maquinaria: Para la transferencia de la tinta, manualmente o de forma automática si se trata de una máquina, se pone en contacto al tampón con la superficie del cliché para que la tinta, mediante las propiedades de la silicona se adhiera al tampón. Seguidamente, se presiona la superficie de tampón impregnada con la tinta con la superficie del objeto, transfiriendo la tinta. El proceso se realiza de forma cíclica y debe usarse un tampón para cada uno de los colores. En cada ciclo, una cuchilla o cuña barre el sobrante de tinta de la superficie del cliché a medida que se va suministrando la tinta para asegurar que el tampón queda impregnado de tinta sólo en las zonas correspondientes al dibujo o texto. Hay máquinas de diversos estilos; como de tintero abierto o cerrado, de dos o más tintas o con características especiales, de acuerdo a las necesidades y limitantes del producto a imprimir, además del tiraje de impresiones y de los colores.

4. Tinta: Básicamente es lo que quedará sobre la superficie del producto. Según el material a imprimir (metal, plástico, etc.) variarán los requisitos de la tinta, dependiendo además de las exigencias y diferentes aplicaciones (incluyendo comportamiento de secado, componentes especiales en su estructura química, por mencionar algunos). Cabe destacar además que una tinta tampográfica se compone de cuatro elementos fundamentales: la base, pigmentos, disolventes y aditivos.

La tampografía es uno de los principales sistemas de impresión utilizados en la industria maquiladora y empresas dedicadas a la impresión de artículos promocionales, debido a la solución óptima, rápida y precisa, además de ser costeable en cuanto a tiempos de producción y maximización de recursos. Actualmente esta técnica puede imprimir con precisión y delicadeza pequeños caracteres, trazos finos, entre otras técnicas. Incluso, en diferentes movimientos de impresión de colores, logrando imprimir fotocromía; la impresión de una fotografía a color.

Desde los pequeños detalles para que un coche de Scalextric parezca un auténtico coche de carreras, a los minuciosos detalles de un gran coche de alta gama para que lo convierten en una gran marca que cuida la precisión en sus acabados en los paneles de control.

Conclusión

Sin duda, la tampografía además de ser económica, es supremamente útil para estampar sobre objetos pequeños, sin importar sus dimensiones o sus formas. Su técnica hace que la impresión sea altamente fiel al diseño;  la tinta, además es duradera con el tiempo, sin que esto implique largas jornadas de secado.

Marcado con maquinaria cilíndrica de tampografía.

Otros artículos promocionales impresos con tampografía.

Aquí mostramos algunos de los artículos relacionados para la producción de la placa o cliché disponibles en nuestra tienda. Sobre la maquinaria, existen propuestas desde las más sencillas y económicas para iniciar un pequeño negocio de impresión hasta maquinaria de gran formato. En cualquier caso, estamos a su disposición para asesorarle sobre las más adecuadas a su proyecto o resolver cualquier duda al respecto.

Máquina automática de dos tintas.

www.pefersalive.es

Fuentes: tecnologia3bunlp.wordpress.com, lafayettedigitex.com, interempresas.net, Pefersa Suministros Serigráficos, S.L.

2018-07-20T07:58:07+00:00