Gestión de tiempo!

Se acercan las vacaciones para muchos de nosotros, y si el día a día ya es complicado para todos con nuestras tareas habituales… sumémosle que a esta época del año llegamos un poco cansados y desgastados… En este artículo hemos resumido algunos tips interesantes que nos indican cómo organizarnos bien y sacarle mejor partido al tiempo. O dicho del otro modo, como hacer nuestro trabajo de forma eficiente en el menor tiempo posible.

Las personas de éxito, por lo general, organizan la gestión de tiempo planificando los objetivos que quieren conseguir el mes siguiente, el último día de cada mes. Decidiendo y planificando las tareas de toda la semana, el lunes a primera hora. Y planificando las actividades del día siguiente a última hora de cada día. Es decir, anticipándose. En cualquier caso, y para que quede más detallado, resumimos 8 claves fundamentales:

1. No hagas nada antes de tener una lista de tareas del día programada. No abras el e-mail, ni te reúnas, ni atiendas ninguna urgencia si tener claras tus actividades del día. Puedes elaborar esta lista a última hora del día anterior. Lo idóneo para gestionar tu tiempo es hacer un esbozo de las 5 actividades de cada día de la semana, el domingo, o el lunes a primera hora.

2. Haz una lista de las 5 tareas a hacer hoy. Tratar de meter actividades de alta rentabilidad, que te acerquen a resultados, que te lleven a mejorar la situación de tu empresa. No significa que no puedas hacer más, pero asegúrate de que estas 5 las cumples sí o sí. Sé muy específico al escribir esta lista de 5 tareas.

3. Ordena tus 5 tareas por orden de prioridades, determina cuál de ellas es la tarea imperativa y ponla en primer lugar, después pon las tareas importantes y por último las tareas urgentes. Las tareas imperativas son las “áreas de mejora”, las que te llevan a mejorar los resultados de tu empresa, las que hacen cambiar las cosas de forma radical. Nunca hagas lo primero las urgentes.

4. Planifica: asigna a estas 5 tareas hora de inicio y hora de finalización. Calcula de forma realista cuánto tiempo necesitarás para cada tarea, no te quedes corto, porque si no estarás todo el día con prisas y estresado. Intenta que el tiempo asignado a tus 5 tareas diarias no sobrepase las 6 horas, porque necesitarás tener margen para imprevistos.

5. Empieza por las tareas imperativas, no cometas el error de dejarlas para el final, como hace la mayoría. Lo mejor es comenzar el día con las 3 tareas más importantes, porque a lo largo del día nos vamos desgastando mental y físicamente. Si haces las 3 tareas más importantes cada día a primera hora sin dejarte interrumpir por e-mails, por el teléfono o por colaboradores, tus resultados aumentarán espectacularmente. Resiste la tentación de empezar con cosas sencillas, porque arruinarás tu día. Empieza por la tarea imperativa del día y no permitas que nadie te pare hasta completarla.

6. Trata de delegar o de subcontratar todo lo que puedas. Concéntrate en las tareas que te den los mejores resultados, e intenta delegar todo lo demás. Recuerda la Ley de Pareto: “el 20% de las tareas te aportan el 80% de los resultados”. Concéntrate en ese 20%.

7. No seas un esclavo del correo electrónico. Los emails se han convertido en una auténtica droga que impiden a muchas personas ser productivas. Consulta tu email como máximo 2 veces por día. Jamás lo hagas al inicio de la jornada, porque arruinará tu día. Ábrelo solo después de haber resuelto tus 3 tareas principales del día. Anota en tu planificación los dos horarios en que consultarás el correo y cúmplelo con exactitud.

8. Sé responsable de lo que haces con tu tiempo y con tu vida. Nadie va a velar por tus intereses si no lo haces tú mismo. Si te dejas llevar por los intereses de los demás, cedes a sus requerimientos, cedes ante las urgencias de otros y ante los imprevistos, y abandonas la gestión de tu tiempo, estarás regalando tu tiempo. Ayuda a otros, pero siempre después de haberte ayudado a ti mismo. Si otra persona necesita tu ayuda probablemente podrá esperar al final de la mañana, sé estricto con tus prioridades.

La gestión del tiempo es la mejor herramienta para mejorar los resultados de tu empresa, y mejorar tu satisfacción personal. Así que, independientemente de que sea un buen recurso para estos días, es muy interesante aplicar estas claves siempre en nuestro trabajo.

“El tiempo no es oro, el oro no vale nada. El tiempo es vida” José Luis Sampedro.

Fuentes: leonciomoreno.com, aritz-urresti.com, stefaniadp. com, pefersa.es

2018-07-20T07:53:44+00:00