Si en nuestro artículo anterior os hablábamos del color, hoy queremos compartir con vosotros una pequeña reflexión sobre las formas.

¿Quién no ha hecho alguna vez un barco o un avión de papel? El origami (Papirofléxia) es el arte de doblar el papel. Se habla que esta técnica es de origen chino, aunque Japón se convirtió en el maestro de este arte, donde es hobbie, ciencia y casi religión, todo en uno.

En su origen, el origami fue definido como un arte educativo, en el cual las personas desarrollan su expresión artística e intelectual. También lo exponen como la esencia que se esconde tras los dedos de quienes pliegan papeles, para darle nacimiento a innumerables figuras.

En el origami clásico se recortaba, pegaba y pintaba, pero en el moderno (y hablando de su vertiente artística) las tijeras son tabú, la pintura se debe evitar y la utilización del pegamento es impensable. La forma pura, Ia más difícil y por lo tanto la más valorada, se consigue únicamente con la materia prima (el trozo de papel) y la destreza del artista.

Pero aunque a primera vista no lo parezca, esta técnica milenaria está más presente en nuestras vidas delo que podemos pensar. Tras años de esfuerzo e investigaciones por parte de ingenieros, físicos y matemáticos para formalizar una relación entre las matemáticas y este arte, se han desarrollado unas bases y reglas teóricas con el fin de determinar cuándo una figura puede llegar a construirse con esta técnica, qué tipos de maniobras se pueden realizar y qué características tiene una elaboración de papiroflexia. Esta teoría se ha ido consolidando en los últimos años y es la base para las aplicaciones a diversos sectores tecnológicos por su ahorro del espacio.

¿Y cuáles son sus aplicaciones? El origami ha dado importantes frutos en el sector de Ia ingeniería. En Ia industria del automóvil, se desarrollan algoritmos que permitan que los airbags de los vehículos queden planos una vez doblados. También se están realizando investigaciones inspiradas en el origami para aprovechar sus ventajas en el emergente universo de la impresión tridimensional, donde por medio de la descompresión de datos tridimensionales se pueden imprimir objetos prácticamente planos con una serie de cortes y patrones, que luego se pueden doblar fácilmente y transformarse en objetos voluminosos de forma más rápida y económica.

La aeronáutica está muy interesada en el estudio de las posibilidades dela papiroflexia para su aplicación en paneles solares desplegables. Hablamos de reducir hasta 10 veces el tamaño original. En medicina y biotécnica, algunos modelos son copiados y adaptados a instrumentos o aplicaciones médicas como el “estents”; que ayudan a corregir el estrechamiento de las arterias. El origami y su concepto también se aplica en arquitectura, investigando formas de plegar maderas, paneles de construcción, carpas e incluso en el diseño de edificios o grandes carpas y techados deportivos.

Y más cerca de nosotros todavía, nos encontramos con las aplicaciones al packaging. Los envases de palomitas para uso exclusivo en microondas son un buen ejemplo de su uso industrial: una caja puede contener varios paquetes, prácticamente planos, que se desdoblan y cobran una estructura tridimensional al explotar el maíz del interior. Otra configuración común en el diseño de envases es la estructura de panal, que ayuda a proteger su contenido, puesto que consigue reducir las vibraciones.

En Ia vertiente artística del origami también encontramos una variante; el kirigami, que incluye cortar el papel. Una técnica con múltiples desarrollos en nuestro sector que se comienza con una base doblada, que luego se despliega; los cortes se abren y aplanan para hacer el kirigami terminado. Los Kirigami simples suelen ser simétricos, pero pueden derivar en técnicas de “base completa” o estructuras de apertura de 180 grados, más reconocibles en diseños como felicitaciones o postales.

Para terminar, contaros una vieja leyenda japonesa que dice que a quien arme 1000 grullas de papel, los dioses le concederán un deseo. Y aun no esperando completar esa cuota, es seguro que el proceso de armar una grulla de papel con la técnica de origami, puede cumplir el deseo de abstraernos un rato de las preocupaciones cotidianas.

Eso si… si lo que queréis es aplicar alguna de estas técnicas a vuestras producciones, recordaros las posibilidades que ofrece nuestra maquinaria de corte (plotters) o grabado y corte láser. Donde aplicando un buen diseño y el ingenio de estas técnicas se pueden conseguir artículos de promoción o decorativos muy originales. No dudéis en poneros en contacto con nosotros para cualquier duda o consulta sobre todas las soluciones y asesoramiento que podemos ofreceros a través de grandes marcas líderes en el sector. Bienvenidos.

Fuentes: muyinteresante.es, wikipedia.com, juegos3D.com, pajarita.org (Asociación de Origamis España)

2018-03-20T10:41:31+00:00