Seguridad en la impresión de los juguetes: EN 71:3-2013 (La migración: raspado de materiales)

Aprovechando las fechas Navideñas y su relación directa con los regalos, en esta ocasión queremos hablaros sobre las estrictas normativas internacionales. Durante muchos años, el sector de juguetes a sido la referencia sobre el cumplimiento de los estándares de calidad debido a la vulnerabilidad de los más pequeños. Y desde siempre, Pefersa viene ofreciendo productos que las superan con creces. Por poner un ejemplo, y hablando solamente de tintas para serigrafía y tampografía, nuestros proveedores cuentan con más de 800 m2 destinados en sus instalaciones para realizar pruebas de impresión para muestras y más de 25.000 referencias de máxima calidad, estandarizadas. Para ofrecer siempre las máximas garantías, los análisis solo pueden ser realizados por laboratorios acreditados. Y aunque, en este caso, el fabricante de juguetes es el responsable del cumplimiento de las regulaciones, trabajamos siempre con referencias que garanticen la calidad y la tranquilidad para nuestros clientes.

Con respecto a estas normas (EN-71-3: 2013) hay que decir que muchas resinas contaminantes como por ejemplo el PAK (resinas aromáticas policíclicas o naftalinas) no pueden tomarse en consideración. Esto se refiere específicamente a “los pigmentos negros” o a los tonos negruzcos, debido a que los pigmentos utilizados habitualmente se les denomina “negros” (también conocido como negro de carbono). Hay varios tipos y se pueden configurar de varias maneras. Es aquí cuanto se convierten los pigmentos orgánicos denominados PAK en pigmentos inorgánicos. Los negros indeseados podrían aparecer por la combustión, como productos, y se debe de abortar la aparición de estas resinas carbónicas, convirtiéndolas en resinas aromáticas policíclicas.

 

Según mostrado en los estudios de nuestros principales fabricantes, y referido a las materias primas utilizadas en su fabricación, podemos ofrecer una gran variedad de referencias en orden con la Reglamentación EN71-3: Respecto a algunos bronces y oros, no se puede cumplir por la formulación y estos requisitos de la normativa no pueden ser cumplidos ya que los pigmentos utilizados superan en pequeñas cantidades los límites. Es por esto tan importante un asesoramiento personalizado que depende del soporte a imprimir y su técnica de impresión antes de decidirse por la mejor alternativa.

La compleja normativa de la juguetería no para de evolucionar. Y desde Pefersa no paramos de actualizar los continuos cambios que se están haciendo en este proceso de seguridad de este sector. Debido al incesante desarrollo y a la actualización de nuevos conocimientos, seguirán apareciendo nuevos productos químicos que nos llevarán a nuevas y complejas pruebas que garanticen el cumplimiento de estas normas y reglas. Esto significa que todos los involucrados, sea el fabricante o el distribuidor, deben de estar constantemente informados para interpretar las etapas del desarrollo correctamente.

Fuente: Patrick Ullinger (Químico en CoatScreen) y Pefersa.

2019-02-19T11:33:51+00:00